“Vinos del Nuevo Mundo para Todo el Mundo”


Don Cristóbal es una bodega familiar que inició sus actividades en 1998, con el sólido compromiso de elaborar vinos de calidad, con personalidad. Sus accionistas son la familia belga-argentina Lapania-Vandenbalck. La bodega está a cargo de su fundador Eduardo Lapania y de su hijo Cristóbal Lapania, quien asume el cargo de CEO.

Don Cristóbal comenzó la producción de vinos con la cosecha 2001 y ese mismo año lanzó al mercado su marca Cristóbal 1492 “Vinos del Nuevo Mundo para  todo el mundo”. El vino del Nuevo Mundo inició su historia cuando Cristóbal Colón descubrió el continente americano en 1492.

Don Cristóbal posee un total de 200 hectáreas de tierras dedicadas exclusivamente a la actividad vitivinícola. Cuenta con 135 hectáreas plantadas, muy buena base de producción, gran diversidad de zonas y de uvas. En constante evolución, mejora día a día en la comprensión de la viña y en las formas de vinificar, con especial empeño en la sustentabilidad, tanto en la bodega como en las fincas.

Nuestro objetivo es elaborar vinos de alta gama y de excelente calidad para los paladares más exquisitos. Éstos son los principios que guían nuestro propósito:

 

Calidad

La calidad es la responsabilidad de todo el equipo Don Cristóbal. Trabajamos con sistemas de mejoramiento y cambio continuo para satisfacer las necesidades del mercado y de nuestros clientes.

Innovación

Contamos con instalaciones de avanzada y tecnología de punta a nivel mundial. Seguimos las mejores tradiciones vinícolas para producir vinos de alta calidad y  crear nuevos productos.

Creatividad

La originalidad e identidad de nuestros vinos son prioridad, como el posicionamiento de nuestras marcas: buscamos ser diferentes.

Sustentabilidad

Nuestro compromiso es respetar el medio ambiente, disminuyendo el consumo de agua y de energía, reduciendo la utilización de agroquímicos y utilizando botellas más livianas.

Don Cristóbal cuenta con 200 hectáreas de tierras, 135 de ellas plantadas, en cuatro fincas distribuidas en los principales terruños de la provincia de Mendoza.

Los métodos de producción en las fincas y en la bodega se basan en combinar tradición e innovación tecnológica.

La variedad de suelos y la altitud específica de cada uno de nuestros viñedos -conjuntamente con un adecuado equilibrio entre su producción y su parte vegetativa- nos permiten obtener uvas de alta calidad.

Finca La Niña

Ubicación
Rodríguez Peña – Junín – Provincia de Mendoza.
Situada a 50 km al este de la ciudad de Mendoza.

Superficie Total
19 ha.

Superficie Cultivada
17 ha.

Altitud
630 metros sobre el nivel del mar.

Variedades
Malbec, Merlot, Shiraz, Verdelho y Aspirant Bouchet.

Finca La Santa María

Ubicación
Ugarteche – Luján de Cuyo – Provincia de Mendoza.
Situada a 41 km al sur de la ciudad de Mendoza.

Superficie Total
103.75 ha.

Superficie Cultivada
51.83 ha.

Altitud
935 metros sobre el nivel del mar.

Variedades
Chardonnay, Sauvignon Blanc, Verdelho, Bonarda, Cabernet Sauvignon, Malbec, Merlot, Sangiovese y Shiraz.

Finca La Pinta

Ubicación
Los Campamentos – Rivadavia – Provincia de Mendoza.
Situada a 74 km de la ciudad de Mendoza.

Superficie Total
43 ha.

Superficie Total
39 ha.

Altitud
620 metros sobre el nivel del mar.

Variedades
Chardonnay, Verdelho, Viognier, Cabernet Sauvignon, Merlot, Shiraz y Aspirant Bouchet.

Finca El Remanso

Ubicación
Ugarteche – Luján de Cuyo – Mendoza.
Situada a 40 km al sur de la ciudad de Mendoza.

Superficie Total
39 ha.

Superficie Cultivada
21 ha.

Altitud
930 sobre el nivel del mar.

Variedades
Malbec y Bonarda.

La bodega Don Cristóbal, construida en el año 2008,  se encuentra en la Finca El Remanso (Ugarteche, Departamento de Luján de Cuyo, Mendoza) sobre la emblemática Ruta 40.

Tiene una capacidad de 2.200.000 litros entre tanques de acero inoxidable, piletas de hormigón revestidas con epoxi y barricas de roble francés y americano.

El fraccionamiento-embotellado se realiza en la bodega con una línea automatizada.

Cristóbal Lapania
CEO

Diego Medina
Jefe de Enología

Lucía Espejo
Enóloga

Tomás Pra Baldi
Gerente de Viñedos

Mendoza es la provincia vitivinícola más grande e importante de Argentina, conocida como la capital mundial del Malbec. En efecto, Mendoza produce el 75% del vino que se elabora en Argentina. Es una región vitivinícola única, por la combinación de diferentes factores tales como el clima, el suelo y la altitud.

Clima

El clima de Mendoza se caracteriza por ser seco, soleado y caluroso en verano. Tiene un promedio anual de 300 días de sol y las sequías no son infrecuentes. Es por eso que los vinos de Mendoza tienden a tener sabores de fruta madura y los tintos exhiben taninos más maduros y suaves.

En Mendoza hay poca lluvia, las precipitaciones anuales están cerca de los 200 milímetros. Los viñedos se riegan con agua proveniente de las montañas de los Andes y con la extracción de agua de los ríos subterráneos a través de pozos.

Suelo

El suelo de la región es de origen aluvional con un subsuelo pedregoso y posee sedimentos de arena, limo y arcilla. Su pobreza de materia orgánica limita el crecimiento excesivo de las vides; esto resulta en excelente calidad de uvas para la producción de vinos.

Altitud

En Mendoza los viñedos se encuentran en altura: entre 500 y 1.200 metros sobre el nivel del mar. La ventaja del cultivo de la vid en altura es la diferencia entre las temperaturas diurnas y nocturnas. Esta amplitud térmica aporta a la fruta una acidez más fresca, más capas de sabores y un mayor potencial de envejecimiento.